martes, 28 de mayo de 2013

Ya hemos iniciado la campaña para la prueba de medidas de mitigación en la costa catalana!

El pasado domingo 26 de Mayo, a bordo del palangrero de fondo de Vilanova i la Geltrú que colabora en esta campaña (Cona C.B), empezamos con una de las medidas seleccionadas: el calado nocturno.

Jaume y Josep calando el palangre durante la noche
Las siguientes medidas a testar serán: el uso de cebos artificiales, lineas espantapájaros y modificaciones en la estructura del palangre para incrementar su velocidad de hundimiento.

Todas ellas han sido testadas en otros lugares del mundo  y han resultado ser muy eficaces en la reducción de las capturas de aves. Nuestro reto es adaptar estas medidas a los palangreros de fondo artesanales del Mediterráneo, ya que su efectividad puede variar dependiendo de las características del palangre y el comportamiento de las especies que interaccionan con estas pesquerías.

Al mismo tiempo, queremos encontrar una medida que tengo un mínimo efecto sobre los pescadores de palangre, de manera que ambos obtengan un beneficio en su aplicación. Por este motivo, para valorar el efecto de cada medida aplicada, se tendrá en cuenta tanto la interacción de las aves como los cambios en las capturas objetivo de los pescadores.

La campaña se alargará hasta principios de julio, así que desde ahora os mantendremos informando de su progreso a través del blog!

sábado, 11 de mayo de 2013

Pardelas cenicienta en Menorca


El siguiente embarque se realizó el pasado 6 de mayo en la zona oriental de la isla de Menorca a unas pocas millas de la Isla del Aire a bordo de un palangrero de 5,94 m de eslora. Se llevaron a cabo tres caladas. La primera calado se realizó en noche cerrada en la cuál no se avistó ningún ave. La segunda se realizó a falta de 45 minutos para la salida del sol. En esta segunda calada, que tuvo una duración de una media hora aproximadamente, hubo una presencia constante de entre 20 y 30 aves, Pardelas cenicienta Calonectris diomedea, en su totalidad. Los intentos de captura de cebo superaron con creces los 10 por minuto.

 
La tercera calada se llevó a cabo completamente de dia y atrajo a muy pocos individuos. La jornada finalizó con 15 capturas accidentales compuestas por un individuo de Larus michahellis Larus michahellis  y 14 de Calonectris diomedea de las cuales una cayó por la borda.