jueves, 21 de marzo de 2013

Llançà 11-03-13


Alcatraz atlántico adulto ahogado

Dicen que después de la tempestad llega la calma y así fue; después de 2 semanas de intermitentes pero fuertes vientos de levante, el pasado lunes nos pudimos embarcar de nuevo, también  en Llançà y en el mismo palangrero que la última vez (Palangrero de fondo dedicado a la pesca de merluza).
Fue un día de calma total en lo que al mar se refiere, así que fue fácil ver algunos bancos de atunes alimentándose en la superficie. Este hecho fue aprovechado por gaviotas reidoras, cabecinegras, tridáctilas e incluso pardelas (Puffinus sp.),  que también se dieron un buen festín.



Durante toda la jornada de pesca estuvimos acompañados por gaviotas tridáctilas (Rissa tridactyla), que intentaron atrapar con insistencia los cebos (sardinas) que se calaban (hasta 15 veces), por suerte ninguna de ellas quedó atrapada.

Gaviota tridáctila adulta
Gaviota tridáctila 1er invierno 

Alcatraz atlántico enganchado 

Peor suerte corrió un precioso ejemplar adulto de alcatraz atlántico (Morus bassanus) que después de hacer un picado para capturar el cebo, quedó enganchado en el anzuelo por el pico. Según el pescador esta es la primera captura accidental de la embarcación en lo que va de año.
Pese a ello, aunque ocasionalmente sucedan capturas accidentales  de alcatraz atlántico en los palangreros del Mediterráneo, no es de las especies más afectadas por el bycatch y no está catalogada con ningún grado de amenaza por la UICN.


Posición del anzuelo
Posición del anzuelo

No es así para la pardela balear (Puffinus mauretanicus), considerada la especie más afectada y además catalogada en peligro crítico por la UICN. La primavera es uno de los periodos críticos para las capturas accidentales de esta especie y en esta salida ya pude observar un mayor número de ellas  que en las anteriores.

Otra de las aves más afectadas por el bycatch es la pardela cenicienta (Calonectris diomedea diomedea), que también a finales de invierno e inicios de primavera, regresa a sus colonias de cría en el Mediterráneo. Sus poblaciones parecen estar decreciendo y una de  las posibles causas es la mortalidad en adultos provocada por la pesca de palangre.

Así que en las próximas semanas habrá que estar atentos e intensificar el ritmo de salidas.

A continuación hago un resumen de las especies observadas y el número máximo de individuos de cada una en las operaciones de pesca:

Puede tener una envergadura de alas de hasta 1,92 m
Gaviota tridáctila 8 ej.
Pardela mediterránea 4 ej.
Pardela balear 12 ej.
Cormorán grande 2 ej.
Alcatraz atlántico 3 ej.
Gaviota patiamarilla 10 ej.
Gaviota  cabecinegra 3 ej.
Gaviota reidora 5 ej.
Págalo parásito 1 ej.


individuo de 4 año-cal



Gaviota reidora
Gaviota cabecinegra



sábado, 2 de marzo de 2013

Llançà 20-02-13/21-02-13

El miércoles y el jueves de la pasada semana me embarqué en un palangrero de Llançà (en el norte de la Costa Brava) dedicado a la pesca de merluza.

El primer día pudimos disfrutar de buen tiempo y de una mar tranquila, acompañados durante buena parte de la jornada por gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) y gaviotas tridáctilas (Rissa tridactyla) (2 individuos adultos i 2 individuos de primer invierno), éstas últimas muy insistentes en el seguimiento y compitiendo con las patiamarillas por el cebo lanzado al mar durante la recogida. También se dejó ver alguna gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) aunque éstas un poco más tímidas, a más distancia de la embarcación y sin entrar en la batalla.
Todo transcurría con tranquilidad hasta que llegó el págalo grande (Stercorarius skua) que provocó la huida de todas las aves durante casi una hora.

gaviota patiamarilla y gaviota tridáctila
El jueves el día también nos acompañó, pero el mar estaba bastante más movido que el día anterior, pese al mareo pude llevar a cabo todos los censos sin mayores problemas.
Durante la calada un individuo adulto de gaviota tridáctila atacó insistentemente el cebo (hasta 16 veces), por suerte no llegó a tragárselo ni se enganchó con el anzuelo, al igual que el día anterior la especie más numerosa fue la gaviota patiamarilla, además de cabecinegras y alguna gaviota reidora (Larus ridibundus), alguna de ellas ya casi con el plumaje nupcial completado. Durante la recogida también se sucedieron los ataques de las tridáctilas y las patiamarillas.

Me sorprendió el bajo número de pardelas del género puffinus (sólo 3 durante los 2 dias, que no interaccionaron con el barco). También, cabe destacar que este mes hay veda para los pescadores de arrastre en esta localidad, factor que puede provocar una menor disponibilidad de alimento artificial para las aves marinas y en consecuencia un mayor seguimiento a las embarcaciones de palangre.   

A continuación hago un resumen de las especies observadas durante los 2 días y el número máximo de individuos de cada especie en las operaciones de pesca:

gaviota patiamarilla
gaviota cabecinegra
Miércoles 20/02
Gaviota patiamarilla 45 ej.
Gaviota tridáctila 4 ej.
Págalo grande 1 ej.
Gaviota Cabecinegra 1 ej.
Pardela (Puffinus sp.) 3 ej.

Jueves 21/02
Gaviota patiamarilla 11 ej.
Gaviota tridáctila 6 ej.
Gaviota Cabecinegra  2 ej.
Gaviota reidora 3 ej.
gaviota tridáctila adulta
gaviota tridáctila 1er invierno

gaviota tridáctila adulta
gaviota tridáctila 1er invierno


gaviota patiamarilla 2do invierno