jueves, 4 de octubre de 2012

25 de mayo - 9 junio de 2012, Mar Balear

Con la llegada del mes de mayo se abre la veda para la pesca del atún blanco en el Mediterráneo. Aunque la flota de palangre de superficie se compone de cerca de 90 licencias, no todos los barcos dirigen su esfuerzo a esta especie, ya que requiere de experiencia y de una tripulación bien formada. Además, el precio del mercado regula por sí mismo el esfuerzo de pesca. Un gran número de embarcaciones pescando atún blanco hará que baje rápidamente el precio de venta, lo cual hará poco rentable la pesquería. Por lo tanto, aunque el período reglamentario de pesca se extiende de mayo a septiembre, la mayor parte del esfuerzo se aplica en los primeros meses, y solo unas pocas embarcaciones, la mayoría con puerto base en Cataluña, aguantan todo el período reglamentario.

Los observadores del IEO han registrado algunas capturas de aves con este arte en el entorno de las Islas Baleares en los meses de mayo y junio. Estas capturas entran dentro de la normalidad para estas fechas y este arte. Un mismo barco registró tres capturas en un mes, dos pardelas cenicientas y una pardela balear. Afortunadamente, dos de ellas llegaron vivas y pudieron ser liberadas sin más consecuencias gracias a la intervención de la observadora, en este caso Tatí Benjumea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario